“ESENCIA DE PAISAJE  7- INICIARSE EN FOTOGRAFÍA”

“ESENCIA DE PAISAJE 7- INICIARSE EN FOTOGRAFÍA”

 

“INICIARSE EN FOTOGRAFÍA DE PAISAJE”

La fotografía permite mostrar sensaciones, emociones y creatividad. Para adentrarse en ella, bien sea por hobby, pasión o trabajo no siempre es tan fácil.

El principiante de la fotografía no debería limitarse, intentar cualquier lugar y cualquier circunstancia es una característica clave para conseguir buenos y mejores resultados con el pasar del tiempo.

Tener claras las ideas siempre será la clave de buenos resultados al final del trabajo realizado. Otra opción es leer artículos de fotografía, libros, consultar en páginas de Internet con bibliotecas de imágenes, ir a galerías de arte y analizar las exposiciones.

 Aplicaciones como Instagram, Flickr, Pinterest están llenas de ejemplos que pueden ayudar a encontrar la inspiración en esta iniciación. Los diseñadores gráficos también pueden ayudar, de hecho, la música puede facilitar la idea de empezar en la fotografía. Las caratulas de los discos son un claro ejemplo para definir o entender lo que una fotografía puede transmitir.

Para los principiantes, lo ideal es una cámara réflex que permita controlar todos los parámetros de forma manual. Lo mejor es adquirir desde el inicio una de gama media o superior e ir aprendiendo paulatinamente.

Conocerla tu cámara es indispensable para aprender a usar el modo manual. Un error sería usar siempre la cámara en modo automático porque entonces sería una zona de confort constante y no aprenderías a dominarla como deseas.

Al empezar en fotografía no es necesario sacar la cámara a exteriores. Sin embargo, se puede comenzar tomando fotos de los objetos interesantes que se tengan en el hogar o que llamen la atención. Por ejemplo, las ventanas, la terraza, siempre pueden ser lugares que brinden muchas ideas y creatividad.

Se pueden tomar fotos de objetos como tazas, cuadros, en los muebles, la biblioteca, las flores, entre otros. La creatividad propia más las ideas que se hayan visto en otros sitios de Internet o galerías de arte pueden facilitar todo el proceso. También se puede crear el montaje de una escena.

Decidir tomar fotos en las calles, playa o montaña se convierte en una decisión de querer experimentar más. Una recomendación para iniciar sería ir a un lugar seguro en donde, evidentemente, el equipo no corra riesgo de ser hurtado o pasar por algún daño. Lugares como parques de diversiones, reuniones con amigos o familiares, inclusive en un aeropuerto, galería de arte pueden ayudar mucho a conseguir una nueva inspiración. Además, pueden poner a volar la creatividad.

Al sacar la cámara se podrá aprender más acerca de la exposición, por ejemplo si es un día nublado con mucha claridad y el cielo azul. Aquí empieza lo difícil pero es cuestión de tiempo y práctica entender cuál exposición conviene más que otra.

La velocidad de obturación también será un nuevo reto. Tomar fotografías de personas patinando en un parque en modo manual permitirá aprender acerca de cuál es la ideal para cada escenario.

Es indispensable conseguir un programa de edición que se adapte a las necesidades y gustos. El mismo te permitirá pulir los detalles que tengas en tus primeras fotografías, puedes usar Lightroom o Photoshop, son los más usados y los que mejor se adaptan a todas las exigencias.

Ver el trabajo de otros fotógrafos sin duda alguna abrirá todo el panorama al momento de decidir a qué tipo dedicarse. También se puede probar con varios estilos. Al final es un arte que cada uno debemos desarrollar e ir avanzando poco a poco.

“Suscribete a mis redes sociales”